Artículos de noticias sobre el cuidado de niños

Saltar al contenido

Navegación e Información Accesible

Utilice los siguientes enlaces para navegar rápidamente por la página. El número para cada uno es la tecla de método abreviado.

Traducir

Se encuentra en esta página: Artículos de noticias sobre el cuidado de niños

Orientación para los programas de guardería en relación con el ébola

Los programas de cuidado de niños NO necesitan vigilar a los niños o al personal para detectar el ébola.

  • Si un niño o un miembro del personal está enfermo y no ha viajado a África Occidental (Guinea, Liberia y Sierra Leona), es MUY POCO probable que tenga ébola. Las personas que han viajado a otros lugares de África o que han estado en contacto con alguien no enfermo de estos tres países no corren riesgo. Las personas que salen de los tres países afectados están siendo examinadas para detectar síntomas y antecedentes de exposición en el aeropuerto de salida, y también a la entrada en los aeropuertos de Estados Unidos.

Las posibilidades de contraer el ébola son extremadamente bajas a menos que:

  1. Una persona ha viajado a una zona afectada por un brote (Guinea, Liberia o Sierra Leona); Y
  2. Ha estado en contacto directo con los fluidos corporales de alguien infectado por el ébola.

Niños/personal que ha regresado recientemente de Guinea, Liberia o Sierra Leona:
Las personas sanas que han regresado recientemente de África Occidental pueden asistir a la guardería o al trabajo mientras se controla su salud durante el plazo de 21 días con los funcionarios locales de salud pública.

  • Si un niño, un proveedor o un miembro del personal que ha viajado a África Occidental tiene fiebre durante el período de 21 días mientras no está en el programa, debe llamar al 9-1-1, alertar a los funcionarios locales de salud pública y NO DEBE regresar al programa de cuidado infantil. Los proveedores a domicilio deben abstenerse de atender a los niños.
  • Si, en los 21 días siguientes a su regreso de África Occidental, un proveedor o miembro del personal presenta fiebre u otros síntomas mientras está trabajando, debe ser aislado en una habitación separada hasta que llegue la ayuda médica. El director del programa debe contactar con el 9-1-1, informar de la enfermedad y del viaje reciente. La enfermedad también debe notificarse al departamento de salud local. Utilice este enlace para obtener información de contacto del departamento de salud local.
  • Si, en los 21 días siguientes a su regreso de África Occidental, un niño presenta fiebre u otros síntomas mientras está en el programa, debe ser aislado en una habitación separada con supervisión hasta que llegue la ayuda médica. El director del programa debe contactar con el 911, informar de la enfermedad y del viaje reciente. También hay que ponerse en contacto con los padres o tutores del niño de inmediato. La enfermedad también debe notificarse al departamento de salud local (véase el enlace anterior para obtener la información de contacto).
  • Si una habitación del programa está contaminada con fluidos corporales de un miembro del personal o de un niño que haya viajado a África Occidental y que enferme durante el periodo de 21 días, la habitación debe cerrarse. El departamento de salud local evaluará la situación y proporcionará más orientación sobre la limpieza y la reapertura de la sala.

Los niños y las familias con vínculos con África Occidental NO son una amenaza. El ébola está causado por un virus, no por una persona, y es difícil de transmitir. Se anima a los proveedores de servicios de guardería a utilizar esta hoja informativa para responder a las preguntas que el personal y los padres puedan tener en relación con el ébola.

¿Qué es el ébola?
El ébola es una enfermedad grave causada por un virus. Se refiere a un grupo de virus que afectan a múltiples sistemas de órganos del cuerpo. El virus recibe su nombre del río Ébola en la República Democrática del Congo (antes Zaire), donde se produjo uno de los primeros brotes en 1976.

¿Cómo se contrae el virus del Ébola?

  • El ébola sólo se propaga cuando la gente está enferma.
  • El ébola sólo puede contagiarse a otros después de que comiencen los síntomas.
  • NO se propaga por el aire o el agua ni por ningún alimento cultivado o aprobado para el consumo en los Estados Unidos.
  • Se transmite por: contacto directo con fluidos corporales (sangre, vómito, orina, heces, sudor) de una persona enferma o fallecida de ébola; contacto con objetos contaminados con el virus (agujas, equipos médicos); contacto con animales infectados (por contacto con sangre o fluidos o carne de animales infectados procedentes de África).

¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas del ébola pueden aparecer de dos a 21 días después de la exposición. Entre ellos se encuentran:

  • Fiebre abrupta
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dolor de estómago
    - Hemorragias o hematomas inexplicables
    - Dolor articular y muscular

Recuerde: Cualquiera que presente esos síntomas, incluidos los que hayan viajado a África Occidental, es mucho más probable que tenga otra enfermedad, como la gripe.

¿Puedo contraer el ébola de una persona infectada pero que no tiene síntomas?
No. Las personas que no tienen síntomas no son contagiosas. Para que el virus se transmita, un individuo tendría que tener contacto directo con una persona que esté experimentando los síntomas.

¿Puede el ébola transmitirse por el aire?
No. El ébola no es una enfermedad respiratoria como la gripe, por lo que no se transmite a través del aire, el agua o los alimentos aprobados para el consumo en los Estados Unidos. No se puede contraer el ébola por el mero hecho de estar cerca de alguien que lo tenga.

¿Quién corre el riesgo de contraer el ébola?
El personal sanitario y los familiares y amigos que están en estrecho contacto con los pacientes de ébola corren el mayor riesgo de contraer el virus.

¿Qué puedo hacer para salvaguardar a mi familia, mis amigos y mi programa de cuidado de niños?

  • Vacúnese contra la gripe: los primeros síntomas de la gripe y del ébola son muy similares. Como protocolo estándar, los médicos preguntarán si un paciente con esos síntomas se ha vacunado contra la gripe para descartar la gripe. Los niños corren más riesgo de contraer la gripe estacional que el ébola.
  • Mantener una buena higiene: los procedimientos estándar de control de infecciones evitarán la propagación del ébola. El virus del Ébola se mata con jabón, detergente, Purell® u otro desinfectante de manos, la desinfección con cloro, el calor, la luz solar directa, pueden matarlo.
  • Utilizar buenas prácticas de control de infecciones, incluyendo el lavado frecuente de las manos, la limpieza adecuada del equipo, los juguetes y las superficies como las encimeras, los pomos de las puertas, los lavabos y los inodoros.
  • Utilizar los protocolos estándar cuando se trate de niños enfermos.
     

Si tiene más preguntas sobre el ébola, póngase en contacto con la línea directa sobre el ébola del estado de Nueva York en
1-800-861-2280.