Seguridad

Saltar al contenido

Navegación e Información Accesible

Utilice los siguientes enlaces para navegar rápidamente por la página. El número para cada uno es la tecla de método abreviado.

Traducir

Se encuentra en esta página: Seguridad

Los vídeos de esta página son vídeos antiguos. Son de baja resolución y no tienen subtítulos. Le pedimos disculpas por las molestias.

Respuesta de evaluación familiar (FAR)

El enfoque de Respuesta de Evaluación Familiar se convirtió en una opción permanente, de conformidad con el Capítulo 45 de las Leyes de 2011, para los distritos locales de servicios sociales en todo el Estado de Nueva York. Aquellos distritos que estén interesados en participar o quieran ampliar su programa actual deben ponerse en contacto con la oficina regional de la OCFS correspondiente.

De conformidad con el Capítulo 452 de las Leyes de 2007, se invitó a los condados interesados en utilizar un enfoque de respuesta diferencial/respuesta de evaluación familiar (FAR) para manejar una parte de sus informes de maltrato infantil a presentar una solicitud a la OCFS en busca de aprobación. A continuación, de conformidad con el artículo 427-a.8 de la Ley de Servicios Sociales, la OCFS publicará el plan contenido en la solicitud aprobada para la aplicación de un programa de respuesta diferencial en un plazo de sesenta días a partir de dicha aprobación.

Atención informada sobre el trauma

Durante el primer CFSR federal de Nueva York y el plan de mejora del programa, se reconoció el riesgo asociado a los modelos de atención residencial que se centraban en el control del comportamiento de los niños, en lugar de mejorar las habilidades de autorregulación y control. Se descubrió que las intervenciones que pretendían controlar y dirigir el comportamiento de los jóvenes tenían consecuencias imprevistas, como la posibilidad de que se produjeran lesiones y se sabotearan los logros del tratamiento. El marco de la práctica informada por el trauma se identificó como un mecanismo para hacer evolucionar la atención residencial hacia una modalidad más colaborativa, terapéutica y orientada a las relaciones. Nueva York está comprometida con la expansión continua de la práctica informada sobre el trauma como medio para reducir y prevenir el abuso o el maltrato, así como para reducir las restricciones físicas en los entornos de acogida residencial.