Boletín de servicios para adultos

Saltar al formulario

Navegación e Información Accesible

Utilice los siguientes enlaces para navegar rápidamente por la página. Puedes saltar a:

Kathy Hochul, gobernadora
Sheila J. Poole, comisionada
Octubre de 2017 - Vol. 9, No. 3
Traducir

El boletín de los Servicios para Adultos

Mensaje de la Oficina Ejecutiva

Variedad: un ingrediente esencial de los servicios para adultos

   Cuando el verano se convierte en otoño, podemos apreciar realmente la variedad de las estaciones en el gran noreste. Bienvenido al número de octubre de El boletín de los servicios para adultos. En las siguientes páginas encontrará:
  • Regis Mohawk sobre cómo los valores culturales tradicionales de la tribu influyen en el trabajo que se realiza en la reserva;
  • un artículo de un ayudante del fiscal del distrito sobre los retos - y las oportunidades - que se encuentran durante los procesos por maltrato a las personas mayores;
  • una revisión de los datos recientes de la APS sobre los autores de abusos, negligencia y explotación financiera de adultos;
  • un artículo del juez que dirige el Comité Judicial del Estado de Nueva York sobre Justicia para Personas Mayores sobre una nueva forma de que las víctimas de abusos a personas mayores y de adultos puedan solicitar órdenes temporales de protección a través de Skype;
  • noticias sobre un seminario web realizado por la Oficina de Servicios para Adultos y la Oficina de Prevención y Control de Incendios del Estado de Nueva York para ayudar al personal de APS y al personal de los hogares para adultos de tipo familiar a identificar los posibles riesgos de incendio en los hogares de sus clientes; y
  •  un vistazo a los esfuerzos de la APS del condado de Rockland para llevar a cabo una campaña de divulgación y concienciación pública en toda la comunidad sobre el abuso de adultos y ancianos.
   La variedad de los artículos de este boletín refleja el amplio abanico de cuestiones que la APS y los Servicios para Adultos abordan a diario. Gracias por su dedicación y compromiso para promover la seguridad y el bienestar de los adultos vulnerables. Nuestra misión no podría cumplirse sin sus esfuerzos, y por ello les estoy agradecido.
 
Sheila J. Poole
Comisario en funciones

 

Mensaje del Director

Regis Mohawk APS presenta en la Conferencia Nacional

  Tuve la suerte de escuchar el mes pasado Kristin Post y Lori Michaud, trabajadoras sociales de APS para la tribu St. Regis Mohawk, hacer presentaciones convincentes ante un público nacional en la conferencia de la Asociación Nacional de Servicios de Protección de Adultos (NAPSA) en Milwaukee. Su taller se titulaba "Autodescuido y ancianos tribales: Colaboración con APS". 
   Ofrecieron una visión general del sistema tribal mohawk y su historia, hablaron del trauma que han sufrido muchos miembros de la tribu y de la relación de la tribu con el gobierno federal, estatal y local. Kristin y Lori hablaron de varios de sus casos de APS y describieron cómo su trabajo de casos cumple con las regulaciones estatales, pero se ve profundamente afectado por los valores culturales tribales, incluyendo lo que constituye una familia, las creencias sobre la muerte y el morir, y los remedios tradicionales tribales de salud y espirituales.
Abajo: Kristin Post, a la izquierda, y Lori Michaud
   Regis Mohawk APS por su amplia labor de divulgación y concienciación sobre los problemas de maltrato a los adultos y a los ancianos, y por ofrecer un servicio de asistencia social atento y con sensibilidad cultural. 
   La sesión también incluyó presentaciones de un representante de APS en Alabama que describió la relación de esa agencia con la tribu india Poarch Creek, un representante de APS en Montana que habló de su participación en casos en reservas indias, y un miembro de la tribu Cherokee que habló de las necesidades de salud y protección de muchos nativos americanos, incluyendo el 85 por ciento de los nativos americanos que viven fuera de las reservas. Conociendo el buen trabajo de Kristin y Lori, me complació verlas realizar tan bien sus presentaciones ante una audiencia nacional. Enhorabuena.
   También quiero destacar el buen trabajo realizado por Lisl Maloney de nuestra oficina, que presentó en una convocatoria de la NAPSA de la Administración federal para la Vida Comunitaria a sus beneficiarios estatales en el marco del programa Enhancing APS Services. Lisl, Mike Cahill, y yo somos los miembros del equipo de la oficina que trabajan en los diversos componentes de la subvención ACL, descritos anteriormente en este boletín. Nueva York estuvo bien representada en la NAPSA. Si puedes asistir a la AATI este noviembre, pásate a saludar.
 
Alan Lawitz
Director de la Oficina de Servicios para Adultos

Retos y oportunidades en el enjuiciamiento de casos de maltrato a personas mayores

Por la fiscal adjunta del condado de Ontario, Heather Hines
  
He sido fiscal durante más de diez años y actualmente persigo todos los casos de abuso de ancianos en el condado de Ontario. El primer caso de abuso de ancianos que procesé fue el de un señor de 80 años que fue agredido en un bar donde cantaba karaoke. Antes de 2008, la acusación habría sido probablemente de agresión simple - Agresión en Tercer Grado según la Sección de la Ley Penal (PL) 120.00(1). Sin embargo, en 2008, la Legislatura de Nueva York modificó el estatuto de la segunda agresión para incluir la protección de las personas mayores de 65 años y de un acusado que fuera al menos 10 años menor que la víctima. PL §120.05(12). Antes de 2008, los delincuentes acusados de agredir a personas mayores de 65 años solían ser acusados de un delito menor - Agresión en Tercer Grado, que prevé el enjuiciamiento de los individuos que tienen la intención de causar lesiones físicas a una persona y causan dichas lesiones físicas . PL §120.00(1). Se impidió a un fiscal acusar de agresión en segundo grado, a menos que pudiéramos probar que el delincuente tenía la intención de de causar lesiones físicas graves y causó lesiones físicas graves . La enmienda de 2008 mejoró esencialmente la ley de Agresión en Tercer Grado, convirtiendo en delito la intención de causar lesiones físicas y causarlas a una persona de 65 años o más y con un agresor al menos 10 años menor que la víctima. 
            El caso fue a juicio y el acusado fue finalmente condenado por agresión en segundo grado y recibió una sentencia de 2 ½ años en la prisión estatal. Me enfrenté a muchos desafíos con el caso, incluyendo la comprensión y el conocimiento de las limitaciones y necesidades de una víctima con demencia, los obstáculos que implican la obtención de registros médicos de la Administración de Veteranos y la reticencia del Tribunal a considerar el delito digno de una sentencia de prisión estatal. Es importante tener en cuenta las circunstancias de la víctima. ¿La víctima tiene demencia? ¿Sufre la víctima una pérdida de audición? ¿Qué efecto, si es que hay alguno, tienen los medicamentos en el estado de ánimo de la víctima? Aprendí a prestar atención al adulto mayor; tratar de organizar el testimonio por la mañana en lugar de por la tarde para evitar el sol; asegurarse de que haya micrófonos para la víctima, el Tribunal y la persona que hace las preguntas para que el adulto mayor pueda escuchar lo que se dice; establecer una conexión con la víctima, no centrarse únicamente en el caso y los hechos, conocer a la persona. Podemos aprender mucho de un adulto mayor, sólo tenemos que tomarnos el tiempo para hacerlo. 
            Existen numerosos desafíos cuando se procesan casos de abuso de ancianos, sin importar el delito que se impute. Los retos pueden ser una víctima reacia, testigos poco cooperativos, un sistema judicial insensible o la falta de pruebas sólidas. Es importante recordar que las víctimas ancianas deben recibir y merecer tanto respeto y comprensión como cualquier otra víctima con la que estemos en contacto. A menudo, los casos de maltrato de ancianos implican a miembros de la familia, ya sea porque roban al adulto mayor, porque no lo cuidan o porque abusan física o sexualmente de él. A veces, un adulto mayor es reacio a procesar a un miembro de la familia, ya que teme que el delincuente sea encarcelado y no se le ayude como cree que debería; teme que se le impida tener contacto con el delincuente; y teme que se le ingrese en una residencia. Tenemos que tener en cuenta todos estos factores al procesar un caso de abuso de ancianos. Es importante recordar que la justicia no siempre significa que alguien tenga que ir a la cárcel; la justicia puede significar que el delincuente haya asumido la responsabilidad de sus actos, se haya declarado culpable y haya recibido una sentencia que incluya un tratamiento y/o esté supervisado por la libertad condicional. Considero que los casos más difíciles ofrecen la mejor oportunidad para pensar de forma innovadora y encontrar una forma de sortear los obstáculos. No siempre es posible, pero debemos afrontar los retos y esforzarnos por mejorar y superar un poco los límites.   

¿Quiénes son los autores? Una revisión de los datos recientes de la EPA

Por el especialista en servicios para adultos Anthony Lareau, Oficina de Servicios para Adultos de la OCFS
 
Quiero compartir con ustedes algunos datos recientes de ASAP.Net relativos a los autores denunciados de abusos, negligencia por parte de terceros y explotación financiera. ASAP.Net es el sistema electrónico de registro e información de casos de APS que se utiliza en todo el estado fuera de la ciudad de Nueva York. Todos los autores denunciados son rastreados en la base de datos ASAP.Net tras ser asignados a una de las siguientes categorías:
 
1. Cónyuge/persona de referencia
2. Miembros de la familia (hijo, nieto, sobrino, etc., excluyendo al cónyuge/pareja)
3. No familiar (excluyendo al cónyuge/persona de referencia); o
4. Sin especificar
 
Una vez que el asistente social determina la categoría más adecuada para el presunto autor, se le pide que indique la relación más específica (por ejemplo, no sólo familiares, sino tío; o no sólo no familiares, sino propietario).
 
La Oficina de Servicios para Adultos revisó los datos de 2015 y 2016 de los clientes de APS fuera de la ciudad de Nueva York. Al igual que en el pasado, utilizamos los datos recogidos en ASAP.Net en la fase de evaluación abierta, ya que los asistentes sociales disponían de información más detallada que en la fase anterior de admisión abierta. 
 
Tal vez recuerden que en dos informes anteriores revisamos los datos de ASAP relativos a los agresores. El primero examinó los datos de 2008 y 2009 y publicó las conclusiones en el boletín de octubre de 2010 de los Servicios para Adultos , titulado "A Disturbing Trend: Abuso, negligencia y explotación intrafamiliar de adultos vulnerables". El segundo informe, titulado "La tendencia continúa: Los miembros de la familia constituyen el mayor porcentaje de agresores", se publicó en 2013 y analizó los datos de 2011 y 2012. El informe de este año revela tendencias similares.
                 Abuso físico
 
2015
2016
Hombres
52.94%
60%
Mujeres
43.14%
40%
Sin especificar
3.92%
0%
 
 
 
Miembros de la familia
54.90%
50%
Cónyuge/persona de referencia
19.61%
27.50%
No familiar
25.49%
22.50%
            Abuso psicológico
 
2015
2016
Hombres
64.37%
50%
Mujeres
34.48%
50%
Sin especificar
1.15%
0%
 
 
 
Miembros de la familia
64.37%
55.17
Cónyuge/persona de referencia
19.54%
27.59%
No familiar
16.09%
17.24%
               Negligencia de los demás
 
2015
2016
Hombres
49.52%
48.02%
Mujeres
50.00%
49.50%
Sin especificar
.48%
2.48%
 
 
 
Miembros de la familia
67.62%
66.34%
Cónyuge/persona de referencia
15.71%
19.31%
No familiar
16.67%
14.36%
              Explotación financiera
 
2015
2016
Hombres
45.48%
46.0%
Mujeres
50.68%
48.39%
Sin especificar
3.84%
5.50%
 
 
 
Miembros de la familia
61.37%
55.50%
Cónyuge/persona de referencia
6.30%
7.11%
No familiar
32.33%
37.39%
  Abuso sexual
 
2015
2016
Hombres
81.82%
100.00%
Mujeres
18.18%
0.0%
Sin especificar
0.0%
0.0%
 
 
 
Miembros de la familia
45.45%
28.57%
Cónyuge/persona de referencia
27.27%
0.0%
No familiar
27.27%
71.43%
 
Resumen de los resultados: 2015 & 2016
- En 4 de las 5 formas de abuso identificadas, los miembros de la familia siguen siendo el mayor porcentaje de presuntos autores denunciados. La excepción es Sexual Abuse, donde en 2016, los no familiares constituyeron el 71% de los presuntos autores.
 
- Los miembros de la familia constituyeron el mayor porcentaje de agresores en las áreas de:
 
- Abandonado por otros; (66,34% para 2016 y 67,62% para 2015)
- Explotación financiera; (55,50% en 2016 y 61,37% para 2015)
- Maltrato físico; (50,00% para 2016 y 54,90% para 2015)
 
- En las áreas de Abuso físico y Negligencia por parte de otros, los datos de 2015 y 2016 mostraron resultados opuestos. En 2015, un miembro no familiar tenía más probabilidades de cometer abusos físicos que un cónyuge/persona de referencia, y menos probabilidades de cometer negligencia que un cónyuge/persona de referencia. En 2016, los resultados se invirtieron.
 
- En las áreas de Abuso sexual (71,43% en 2016 y 27,27% en 2015) y Explotación económica (35,95% en 2016 y 32,33% en 2015), el agresor era más probable que no fuera familiar.
 
- En el área de Abuso psicológico (27,50% en 2016 y 19,54% en 2015), el agresor tenía más probabilidades de ser un cónyuge/pareja.
 
- Los varones tuvieron un mayor porcentaje en ser identificados como presuntos autores en las áreas de Abuso sexual (100% en 2016 y 81,18 en 2015) y Abuso físico (60% en 2016 y 64,37% en 2015). 
 
- Las mujeres tuvieron un mayor porcentaje en ser identificadas como presuntas autoras en las áreas de Explotación financiera (48,39% en 2016 y 50,68 en 2015) y Negligencia por parte de otros (49,50% en 2016 y 50,00% en 2015).
 
- En 2015, los hombres tuvieron un mayor porcentaje en el área de Abuso Psicológico (64,37%), mientras que en 2016 hombres y mujeres tuvieron un porcentaje igual.
 
- El informe de 2017 muestra una reducción continua en la selección de la categoría No especificada cuando se intenta identificar a los autores. Se trata de una tendencia positiva si se compara el número de veces que se eligió el término en los informes de 2010 y 2013. La tendencia sugiere que los asistentes sociales están identificando al presunto autor antes en las investigaciones. Tenga en cuenta que en un próximo número presentaremos datos similares para el sistema de datos APS de la ciudad de Nueva York, APS.Net. 

Un nuevo programa estatal permite a las víctimas de violencia doméstica, incluidos los malos tratos a ancianos o adultos, obtener una orden de protección a través de Skype

Por: Jueza Deborah A. Kaplan, jueza coordinadora estatal para casos de violencia familiar, y Deanna J. Lucci, abogada adjunta a la jueza Kaplan
 
  En noviembre de 2016, la jueza jefe Janet DiFiore anunció en una rueda de prensa la puesta en marcha de una iniciativa pionera para facilitar a las víctimas de la violencia doméstica, incluidas las víctimas de maltrato de ancianos o adultos, la obtención de una orden de protección temporal a través de la presentación electrónica y la videoconferencia. El despliegue del programa está siendo supervisado y ejecutado por la Oficina de Casos de Violencia Familiar (OFVC). El programa de Acceso Remoto a Órdenes de Protección Temporal (Remote TOP) está disponible para los peticionarios para los que viajar o comparecer ante el tribunal supone una dificultad excesiva o crea un riesgo de daño para el peticionario. A partir de agosto de 2017, el programa está disponible en 15 condados de Nueva York geográficamente diversos, y cada mes se añaden nuevos condados. 
  Según lo autorizado por una enmienda de la Ley Judicial de Nueva York y la Ley de Tribunales de Familia, el programa adapta el Programa de Petición de Delitos Familiares Asistida por Defensores del Estado de Nueva York, que fue diseñado para que los defensores y abogados de la violencia doméstica ayuden a los litigantes desde lugares remotos a completar y presentar las peticiones de delitos familiares. Estos lugares remotos y seguros podrían ser un Centro de Justicia Familiar, un refugio para víctimas de la violencia doméstica, un centro de ancianos, un hospital o una agencia de defensa de la violencia doméstica. El nuevo programa, el primero de este tipo en todo el estado, permite a una víctima de violencia doméstica presentar electrónicamente una petición y comparecer por videoconferencia para la comparecencia inicial ex-parte ante un juez. El proceso electrónico y sin papeles ofrece un mayor acceso a los tribunales de familia y permite a las personas especialmente vulnerables solicitar una ayuda inmediata que antes era inviable por falta de transporte, problemas de movilidad, falta de cuidado de los niños, problemas de seguridad o mala salud.
Los condados que participan actualmente a partir de agosto de 2017 son: Broome, Chautauqua, Erie, Tompkins, Monroe, Onondaga, Jefferson, Columbia, Sullivan, Westchester, Saratoga, Manhattan, Bronx, Nassau y Suffolk. Junto con los administradores de los tribunales locales, los jueces, los defensores y la División de Tecnología de los tribunales, la OFVC sigue añadiendo condados a la lista. El objetivo de la OFVC es que el programa Remote TOP esté disponible en los 62 condados del estado en los próximos dos años.
  Entre los ejemplos de éxito del condado de Suffolk se encuentra una mujer de 94 años que vivía a casi 50 millas de un juzgado y que recibió una orden de protección temporal con la ayuda de un defensor en su casa. Otro solicitante del tribunal de familia, con un tobillo roto, no podía conducir ni permitirse un servicio de taxi para ir y volver del tribunal. Pudo reunirse con un abogado en una biblioteca local para presentar y comparecer electrónicamente. Las comisarías locales del condado de Suffolk también ofrecen a las víctimas temerosas de acudir a los tribunales un puerto seguro y ya han servido de sede para una comparecencia por videoconferencia. 

(Nota del editor: ¡Felicidades al juez Kaplan y a la OFVC por este programa innovador! Por favor, tenga en cuenta el Remote TOP para ayudar a las víctimas de abusos de APS). 

Webinar sobre el hogar familiar para adultos

 

Deb Greenfield, coordinadora de Hogares de Tipo Familiar para Adultos (FTHA) en la Oficina de Servicios para Adultos de la OCFS, y Victoria Marshall, especialista en protección contra incendios de la División de Seguridad Nacional y Servicios de Emergencia del Estado de Nueva York, presentaron un seminario web el 21 de junio de 2017 con información para los coordinadores de FTHA y los investigadores de APS sobre cómo identificar y evaluar los posibles riesgos de incendio en los hogares de los clientes. El seminario web se grabó y ya está disponible en la formación en línea del HSLC. Para más información, póngase en contacto con Helene Sobelman en el teléfono (518) 402-3770.

 

Campaña anual de concienciación sobre el abuso de adultos en el condado de Rockland

Por el Comisionado Adjunto John Fella, Servicios Especiales y de Adultos, DSS del Condado de Rockland

  El 2 de mayo de 2017, los Servicios de Protección de Adultos del Condado de Rockland celebraron su 12º desayuno anual de concienciación sobre el abuso de adultos.
Durante todo el mes de mayo, el DSS de Rockland lleva a cabo una serie de programas de divulgación en bibliotecas, centros comerciales y centros de la tercera edad para concienciar al público y a otras organizaciones sobre el problema del maltrato a los adultos. La distribución de bolígrafos, brazaletes y otros folletos también apoyó estos esfuerzos.
Este año, la proclamación del ejecutivo del condado de Rockland, Ed Day, fue presentada a los supervisores y al personal de los Servicios de Protección de Adultos por Joan M. Silvestri, la nueva comisaria de servicios sociales del condado de Rockland.

                         

 

De izquierda a derecha: Lori Gifford, Alissa Mills, la Comisaria Jean Silvesti y el Vicecomisario John Fella, aceptando la proclamación del Mes de la Concienciación sobre el Abuso de Adultos